Impacto Esperanza

POR Instituto Adventista de Balcarce 14/06/2018

Llevando el mensaje

Impacto Esperanza

Este sábado 26 de mayo alrededor de 85 alumnos de las distintas actividades misioneras del colegio (Ayacucho, Merendero, Hogar de Niños, Hogar de Ancianos y Mar del Plata) se repartieron en 3 pequeñas localidades de la provincia de Buenos Aires: Mechongué (70 km), San Agustín (49 km) y Los Pinos (38 km), para hacer llegar a cada casa una luz de esperanza por medio del libro misionero de este año de la editorial ACES: “El Poder de la Esperanza”.

Se partió del colegio a las 14:30 hs. Los chicos salieron en grupos, y se les asignó una manzana o zona para repartir. La actividad se realizó en los pueblos alrededor de las 16 hs hasta las 17 hs, alcanzando a repartir aproximadamente 1000 ejemplares.

Fue una experiencia inolvidable, con muchas anécdotas de por medio.

Así lo viví

Josué Díaz, 6°: “El Impacto Esperanza estuvo muy bueno, me gustó mucho repartir libros a gente que se notaba que lo necesitaba. Hable con varias personas que estaban interesadas en el libro, en especial en el tema religión, y les explicamos y compartimos el mensaje a todos; Y también aprovechamos para promocionar el colegio”

Daniel Apaza, Residente: “La verdad que fue una experiencia muy buena, todo lo que fue la preparación y la organización para que todo salga bien. Fue una tarea medio complicada detrás del telón, pero se pudo realizar. Vi a los chicos que lo disfrutaron, y también vi un buen trato de parte de las personas, una buena recepción, asique estoy muy feliz por eso”.

Ezequiel Barriga, 6°:”Salir a repartir libros fue algo muy bueno, ya que pudimos predicar a través de las publicaciones. A muchas personas le gustó la idea, y pudimos infundir esperanza en este momento en el que el mundo está mal. Me gustó mucho la actividad que hicimos este sábado”

Matías Pérez, 5°: “Estuvo muy lindo, apenas llegamos nos dividimos en grupos y nos dieron libros para que salgamos a repartir. A mi grupito le tocó tres manzanas, a las cuales íbamos, tocábamos las puertas, y si nos atendían les ofrecíamos los libros y les decíamos que era un regalo. Algunos los recibían con gusto y otros los rechazaban”

Melanie Guardia, 6°: “Lo que más me gusto fue que las personas del pueblo al que fuimos nos recibieron muy bien. Nos aceptaron los libros, también nos re charlaban y nos preguntaban de dónde veníamos y que estábamos haciendo. También se sorprendían al ver que regalábamos los libros, y la verdad, que nos atiendan bien, que nos hablen bien fue re lindo y me gustó mucho la experiencia”

Elián Leoux, 5°: “El impacto Esperanza estuvo muy bueno, fue una actividad que pudimos realizar el sábado de tarde. A mi grupo le tocó visitar el pueblo de Mechongue, la mayoría de las casas nos atendieron y pudimos repartir todos los libros que nos dieron. Me gusta porque es una actividad que nos ayuda a acercarnos más a Jesús”.